martes, 11 de agosto de 2009

Hace doscientos años... Batalla de Almonacid


Comienzo con esta entrada una cronología de los Bicentenarios. No todos los días habrá hechos que recordar pero hoy, 11 de agosto de 2009, sí que os puedo contar que hace doscientos años el ejército francés del general Sebastiani y el Ejército de La Mancha del general Venegas libraron una batalla en Almonacid de Toledo. La batalla se decidió en favor de los franceses con la llegada al campo de batalla del Rey José y la reserva, pero los españoles lograron retirarse con cierto orden tras haber resistido al enemigo durante cinco horas de feroz combate.


Madrid 14 de agosto (Gaceta de Madrid)
PROCLAMA DEL REY (JOSÉ NAPOLEÓN I) AL EJÉRCITO

"Soldados! Cuando tres días hace os anuncié que el ejército combinado, batido en Talavera, iba huyendo al otro lado del Tajo por cerros y montes intransitables para la artillería, os hacia también presentir lo que acaba de sucederle. El 5º cuerpo ha alcanzado su retaguardia; le ha cogido 39 cañones, todos sus carros de municiones, sus bagajes, le ha muerto mucha gente, y hecho un crecido número de prisioneros. Pero lo que era imposible de prever es la batalla de Almonacid. Con efecto, ¿cómo se había de creer que ese ejército de la Mancha, aunque su fuerza consistía en 40.000 hombres, tuvieses no obstante la osadía de reunirse y marchar sobre Toledo? ¿ Un ejército que había huido solo por el rumor de vuestro regreso del Alberche, había repasado el Tajo, no se había mantenido firme a la vista de la caballería en Villamejor, y había sido forzado en la posición de Toledo? Sin embargo, en la noche del 10 este ejército ha suspendido su movimiento retrógrado, ha reunido todas sus divisiones, y ha marchado contra el 4º cuerpo y la reserva. La victoria no ha estado largo rato indecisa. Generales, soldados, caballería, infantería, todo ha sido envuelto en una derrota completa. Ya han caído en nuestro poder 30 cañones, 100 carros de municiones, y otros 200 de equipajes. El enemigo ha perdido 3.000 muertos, crecidísimo número de heridos, 4.000 prisioneros, y muchas banderas. Todo cuanto ha podido salvarse del campo de batalla está dispersado, y ya no existe como cuerpo militar. Ved ahí a lo que se han reducido los esfuerzo de esos inmensos ejércitos que debían entrar en Madrid.
En el Cuartel Real de Madrileños a 12 de agosto de 1809.


En la foto el castillo de Almonacid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada